Hechizo de amor con la protección de espíritus y deidades

0
152
Amarre para que conozcas su pasado

Hechizo de amor con la protección de espíritus y deidades

hechizos-1

Este hechizo de amor con la protección de espíritus y deidades es irrompible.

Y se basa en la magia de los baños lustrales que se lleva a cabo con plantas y flores.

Las flores de la planta de algodón ayudan a eliminar impurezas de alguna maldición.

O acción negativa sobre la persona.

Ante ello, invocaremos los rezos de Obbatalá o la oración de la Virgen de las Mercedes.

Luego, herviremos la raíz de la planta del bledo.

Y estará lista par usar en los baños lustrales.

El bledo blanco con añil y rompesaragüey sirve para baldear las casas.

Luego, esparciremos por las esquinas de dicha casa.

Harina de maíz con miel de abeja.

E inmediatamente invocaremos los rezos de Obbatalá o la oración de la Virgen de las Mercedes.

Tanto las flores como las hojas de la campana son válidas para baños y para baldearlas casas.

Se persigue la purificación en ambos casos. Para lo cual se debe invocar los rezos de Obbatalá o la oración de la Virgen de las Mercedes.

Las hojas del árbol del paraíso, un árbol tan poderoso y místico como el cedro, pueden usarse en baños.

Preferentemente lunes y viernes.

Echaremos sus gajos de abajo arriba, y diciéndole:

“Paraíso, así como tú eres alto, hazme crecer y subir…”.

Un arbusto silvestre, el platanillo de Cuba, tiene un fruto efectivamente como un platanito.

Y se usa mucho para despojos.

Además es para problemas de piel y otros usos medicinales.

Para que todo vaya bien invocar los rezos de Changó o la oración de Santa Bárbara.

Las ramas del romero, y sobre todo el don de su aroma secreto.

Es muy recomendada en despojos, además de tener usos medicinales.

Ante ello, debemos invocar los rezos de de Yemayá o la oración de la Virgen de Regla.

De la planta de rompesaragüey, herviremos hojas, además de ruda, perejil apasote, piñón botija, paraíso y alacrancillo.

Esta mezcla en un solo baño da resultados muy buenos.

E invocaremos los rezos de Changó, Oshún y Yemayá.

Compartir

Dejar respuesta